Características, diagnóstico y tratamientos de los Acúfenos

Tinnitus

Características clínicas y prevalencia.

Se conoce como Acúfeno o tinnitus a la sensación de un sonido que no tiene origen externo, aunque para los pacientes, su percepción puede ser distorsionada, refiriendo que tienen un origen desde dentro o fuera de la cabeza. Su presencia puede predominar en uno o ambos oídos y es descrito comúnmente como un zumbido continuo en el oído.

Según las encuestas nacionales e internacionales más representativas, se estima que la prevalencia del acúfeno se encuentra entre el 10% y el a 25% en los pacientes mayores de 18 años. Describiéndose que los acúfenos persistentes aumentan con la edad, alcanzando el nivel más elevado en individuos la séptima década de la vida, aunque en los últimos años, su prevalencia ha aumentado en las personas más jóvenes, probablemente debido a una mayor exposición por niveles nocivos y prolongados de música con fines recreativos.

Según la experiencia en la clínica se ha demostrado que la pérdida repentina de la audición está asociada con la aparición súbita de acúfenos. Asimismo, cuando la pérdida de la audición se manifiesta de forma gradual, los acúfenos también se manifiestan de forma lenta a lo largo de meses o años.

El volumen y la gravedad del acúfeno cambian con el tiempo. Para algunos pacientes, la gravedad del acúfeno se puede incrementar, pero en otras puede disminuir e incluso desaparecer. Se ha evidenciado que menudo la gravedad de la percepción del acúfeno se ve atenuada considerablemente o se resuelve, con el aumento de la pérdida auditiva.

Diagnóstico.

A los pacientes que sufren de acúfenos se les debe encuestar y encaminar la anamnesis sobre:

  • La naturaleza del sonido (ubicación, inicio gradual o súbito),
  • Duración,
  • Efecto en su vida diaria (sueño, trabajo, concentración, estado de ánimo y actividades sociales) ya que el acúfeno ha sido asociado con trastorno de ansiedad y depresión.
  • Síntomas asociados, incluyen sobre las dificultades auditivas.

Con el fin de determinar la presencia, tipo, gravedad y simetría de la pérdida auditiva, se debe de realizar una evaluación audiológica completa a todos los pacientes que presenten:

  • Acúfenos y que tengan dificultades auditivas,
  • Acúfenos persistentes de más de 6 meses de duración,
  • Acúfeno unilateral.

Tratamientos.

Medicamentos y suplementos.

En busca de un tratamiento efectivo para el acúfeno se ha aprobado una amplia gama de fármacos, que incluye a los antidepresivos, ansiolíticos, antiepilépticos y anestésicos, aunque revisiones consecuentes, basadas en los resultados alcanzados exponen que las evidencias de efectividad de estas drogas son muy débiles.

Por todo ello, en la práctica clínica actual, aunque se han realizados anuncios por todos los medios de la efectividad de algunos preparados en la cura del acúfeno, nosotros no podemos recomendar los productos de ventas en herbolarios, ni los suplementos dietéticos o las vitaminas, ya que no han sido comprobada científicamente la eficacia.

Estimulación Acústica, la terapia psicológica y otras alternativas.

para tratar el tinnitus

Según el concepto de que la pérdida de la audición en los individuos induce a cambios homeostáticos compensatorios dentro de las estructuras centrales (conocido como ganancia auditiva central) y que el acúfeno pudiera ser una consecuencia desadaptativa de este proceso.

Considerando además que la estimulación acústica se basa mantener la actividad de los nervios auditivos. Se ha enunciado una hipótesis por investigadores del ramo de que la estimulación acústica pudiera revertir los esos cambios desadaptativos al aumentar la actividad neuronal en las estructuras auditivas centrales, hipótesis que debe ser también probada mediante ensayos clínicos aleatorios.

Terapia psicológica.

El objetivo fundamental de la terapia psicológica consiste en disminuir el efecto negativo del acúfeno en la vida de los pacientes y así mejorar su bienestar o calidad de vida. Por lo general esta terapia acomete sobre la ansiedad y la depresión, basándose en que estas son las respuestas psicológicas más comunes del acúfeno; estas intervenciones incluyen el entrenamiento de la biorretroalimentación, la hipnosis y la terapia conductual cognitiva.

También es importante en este tipo de terapia incluir la información detallada a los pacientes, sobre las causas que origina el acúfeno y su tendencia evolutiva, que incluye la supuesta reducción espontánea como parte de su evolución.

Otras terapias alternativas.

Magnetoterapia.

chipcerebro-fullinit_

Dentro de otras terapias alternativas para tratar el acúfeno, cabe señalar en uso de la Magnetoterapia, El uso de la estimulación magnética trans-craneana es un tratamiento de investigación actual para pacientes con acúfenos, esta terapia conlleva la aplicación de un campo magnético de impulsos, con el fin de inducir una corriente eléctrica que modifique la actividad neuronal en la corteza superficial subyacente e indirectamente en áreas remotas del cerebro. Pero hasta ahora lo ensayos realizados han brindado solo resultados contradictorios con respecto a sus beneficios debido a falta de información sobre los efectos que pudiera ocasiona a largo plazo.

La ozonoterapia.

1

Como parte de los ensayos clínicos realizados por nosotros en el Centro de Investigaciones del Ozono en la Habana, Cuba, en particular “la aplicación de la ozonoterapia en el Síndrome Cocleovestibular”. Partimos que en este síndrome se incluye 3 síntomas, (El vértigo, La hipoacusia, el acúfeno) y un signo (el Nistagmus) que de manera constante de manifiestan en diferentes padecimientos que afectan tanto al aparato vestibular como a la cóclea.

En estos ensayos sus objetivos de este estudio fueron encaminados a evaluar la eficacia de la ozonoterapia en el tratamiento de pacientes con Síndrome Cócleovestibular de origen periférico y el criterio de evaluación se basó en determinar, cómo se comportó la evolución clínica en cada caso después de solamente (20 sesiones) de tratamiento, en un solo ciclo y en particular, evaluados de forma diferente en cada síntoma o signo:

  • La hipoacusia, (basándose en los resultados de las pruebas de audiometrías). 80% de mejoría.
  • El vértigo su evolución fue valorada (mediante exámenes físicos, clínicos-neurológicos). 90% de mejoría.
  • El nistagmo (se basó fundamentalmente por su evaluación clínica). 100% de mejoría.
  • Los acúfenos, (mediante encuesta de puntuación de 0 a 10 realizada evolutiva al paciente) 65% de mejoría.

Aunque los resultados alcanzados y publicados de esta investigación, fueron valorados solamente de un 65% de mejoría en el caso particular de los acúfenos, hoy consideramos que la encuesta realizada a los pacientes en aquel momento no fue, ni lo es hoy, un método confiable para medir la evolución de este síntoma, basándose en que en los acúfenos afectan mucho la psiquis de los pacientes que lo sufren y tanto la ansiedad o la depresión, pueden influir negativamente en sus respuestas.

Por ello, nos queda evaluar de forma puntual esta afección y realizar mediciones que ofrezcan de una forma de evaluación científica, los resultados que pudiéramos alcanzar con la utilización de la Ozonoterapia para el tratamiento del Acúfeno o Tinnitus.

 

Anuncios