EL OZONO EN EL TRATAMIENTO DEL “PIE DE ATLETA”, TIÑA PEDÍS O DERMATOFITOSIS

OZONO Y LOS HONGOS

Desde tiempos remotos los científicos no han cesado en investigar las diferentes cepas de hongos y las comunidades microbianas que puede ocasionar enfermedad a los seres humanos. Lo que ha permitido que en los tiempos actuales la ciencia haya logrado descifrar los secretos del micro-bioma humano, que conforman la diversidad y coexistencia de infinidad de tipos de hongos, bacterias y virus sobre nuestra piel.

Gracias a estas investigaciones se han aislado cerca de 200 tipos diferentes de hongos que conviven en nuestra piel, distribuidos por las diferentes regiones del cuerpo, cuestión que ha permitido predecir su pluralidad en función de si la piel está húmeda, seca o grasa, sin embargo, el grado de proliferación y variedad de los hongos depende más del sitio del cuerpo del que se trate, por ejemplo:

• En el talón habitan cerca de 80 tipos de hongos,
• En las uñas unos 60 tipos.
• En la piel entre los dedos unos 40 tipos.
• Por detrás de la palma de la mano y el antebrazo, conviven entre 18 y 32 clases distintas.
• En las regiones de la cabeza, la espalda, la parte posterior del cuello, el interior y detrás de las orejas y en el entrecejo, existe una variedad, entre 2 y 10 tipos.

Se ha determinado que la zona del cuerpo con mayor diversidad de hongos es el pie, sitio donde coexisten una serie de hongos y bacterias que conforman la población fúngica o flora habitual de esa zona y que normalmente no producen sintomatología sino se añaden factores predisponentes o que produzcan un disturbio en la composición de la misma.

De acuerdo a ello, podemos decir que no hay que alarmarse por la cantidad de microorganismos con las que convivimos, ya que los hongos que viven en nuestro cuerpo son inofensivos, ¡¡pero cuidado¡¡ estos pueden causar infecciones cuando una especie se multiplican, aumenta en número al ser alteradas las adecuadas condiciones de equilibrio que debe existir o al provocar un disturbio en la composición del ecosistema.

Las infecciones superficiales producidas por hongos sobre la piel, los cabellos o en las uñas se les llama tiña o dermatofitosis. Toma este nombre porque los dermatofitos son hongos saprofitos cuya única alimentación es la queratina de la epidermis, la que es muy abundante en los pies; por eso crecen en extensión buscando alimento.

Hay tres géneros de dermatofitos pero dentro de cada uno de ellos existen varias especies:

1. Género Microsporum.
2. Género Epidermophyton.
3. Género Trichophyton.

Los hongos que producen con mayor frecuencia el pie de atleta son:

• Tricophyton rubrum, (es el más más agresivo).
• Tricophyton mentagrophytes, (produce infecciones más leves).
• Epidermophyton floccosum, (varía entre afecciones más o menos agresivas).

Pero lo que complica el cuadro es que puede haber asociados otros hongos contaminantes y levaduras (por ejemplo la cándida albicans) y/o infecciones bacterianas que entorpezcan y agraven la evolución patológica del problema.

FACTORES PREDISPONENTES:

La tiña pedís o pie de atleta puede desarrollarse por hongos ya presentes en los pies o por contagio de hongos patógenos provenientes de otras personas.

Siendo factores de riesgo:

• El sudor excesivo de pies.
• Las rozaduras o llagas en los pies.
• Utilización de calzado cerrado o calcetines que no transpiran.
• Utilizar los mismos zapatos o calcetines por largo tiempo.
• Trabajos con muchas horas de pie o andando (dependientes, vigilantes, etc.).
• Trabajos en lugares húmedos (mineros, trabajos industriales o forestales).
• Deportistas, corredores, atletas.

LINFANGITIS
• Alteraciones orgánicas o enfermedades como:
a. Diabetes.
b. Mala circulación sanguínea.
c. Inmunodeficiencia.
d. Medicamentos.
e. Infecciones colaterales.

Por tanto, los factores predisponentes básicos para que se produzca un pie de atleta son:

• El calor.
• La humedad.
• El roce.

EL PIE DE ATLETA PUEDE PRESENTARSE EN TRES FORMAS CLÍNICAS:

1. TINNEA PEDÍS INTERTRIGINOSA. Afecta a las comisuras interdigitales y pliegues de flexión.

epidermofitosis

Síntomas: Picazón, descamación, maceración blanquecina, grietas y fisuras con un olor característico desagradable. En los que se desarrollan fisuras muy dolorosas y, a los lados, placas eczematosas, decamativas, pruriginosas o dolorosas que a veces se extienden a los pulpejos de los dedos, a la zona anterior de la planta y dorso del pie.

2. TINNEA PEDÍS SECA Y QUERATÓSICA. Es la forma hiper-queratósica seca suele ser bilateral y bastante simétrica en arcos plantares y en los bordes donde, por confluencia de pequeñas zonas enrojecidas y con descamación se forman extensas placas con pequeñas vesículas y con un collarín escamoso que ocasiona picor de intensidad variable.

3. TINNEA PEDIS VESICULAR. También conocida como forma vesicular húmeda, suele afectar a la bóveda plantar, superficies laterales y pulpejos de los dedos, donde se caracteriza por placas rojas con picor o quemantes llenas de ampollas en la piel cuyo contenido, al principio, es un líquido claro y después purulento. Cuando se secan originan costras adherentes y si se rompen por el roce o rascado aparecen heridas húmedas con descamación. Luego se añaden lesiones en los pliegues y la inflamación y la sobre-infección pueden ser tan intensos que dificulten la marcha.

Sus síntomas son:

• Mal olor.
• Picor.
• Áreas de color blanquecinas.
• Fisuras dolorosas.
• Vesículas.
• Sensación de quemazón.
• Alteraciones en la apariencia de las uñas.
• Dolor al caminar, con las infecciones que traen como consecuencia en ambientes adversos.

LOS OBJETIVOS DEL TRATAMIENTO IDEAL ESTARÁN DIRIGIDO A:

1. Eliminar los hongos.
2. Eliminar las bacterias acompañantes.
3. Eliminar la humedad.
4. Eliminar las molestias.
5. Pero con los mínimos efectos secundarios.

¿PERO DÓNDE RADICA LA DIFICULTAD PARA EL ACTUAL TRATAMIENTO DE ESTA ENFERMEDAD?

Los fármacos de elección que se comercializan en la actualidad para tratar esta afección, son los llamados anti-micóticos o anti-fúngicos y según su acción se clasifican en:

• Fungicidas, que actúan sobre la membrana celular de los hongos provocando su muerte.
• Fungistáticos, que detienen el crecimiento o su multiplicación.

SUS PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS SON:

1. El uso de la inmensa mayoría de estos fármacos anti- fúngicos conllevan a producir grandes efectos secundarios debido a su gran toxicidad, siendo el más grave y de mayor frecuencia, el daño hepático, ya que estos se metabolizan en el hígado.
2. Otro grupo de estos medicamentos tienen un espectro de acción más reducido o tiene una actividad química anti-micótica parcial. Requiriendo su uso combinado o necesitar prolongar el tiempo de curación.
3. Determinado por su composición química no tiene acción contra bacterias o virus, por lo que en muchas ocasiones se requiere añadir otros medicamentos con acción bactericidas para tratar las infecciones asociadas.

¿POR QUÉ PROPONEMOS EL USO DEL OZONO EN ESTA ENFERMEDAD DE LA PIEL?

Desde su descubrimiento, el ozono ha sido reconocido como una sustancia muy oxidante. Esta propiedad le confiere un elevado poder germicida (bactericida, virucida y fungicida) de amplio espectro, lo que permite que la ozonoterapia sea un valioso tratamiento para la desinfección de lesiones en la piel y otros procesos sépticos locales.

Su uso en el tratamiento local de extremidades sépticas con ozono gaseoso, introduciéndoles en bolsas plásticas mediante un método de tratamiento de baja presión o (sub-atmosférico) nos permite hoy obtener excelentes resultados, con un costo-beneficio superior a la medicina contemporánea.

Además considerando que esta forma de aplicación puede ser combinada con otros procedimientos también derivados de las aplicaciones del gas (ozonoterapia sistémica, que incrementa los niveles de inmunidad al organismos y curaciones locales con agua y aceites vegetales ozonizados), han convertido al ozono como el mejor antiséptico natural, sin peligro de resistencia de los microorganismos, ni toxicidad o efectos adversos y con la ventaja de resultados curativos más precoces, en afecciones en las que la evolución puede ser de semanas o incluso de meses con tratamientos convencionales, como es la Tiña Pedís o Pie de Atleta.

generador de ozonoOZONO. FUENTE DE VIDA

Desde 1915 cuando A. Wolf en Alemania, comenzó a utilizar este gas para el tratamiento de heridas contaminadas mediante el uso de agua ozonizada, hasta la fecha de hoy en que disponemos de espectaculares generadores de ozono para uso médico, con muy alta fidelidad para la obtención de volúmenes y de las concentraciones más adecuadas, ha permitido avalar a la ozonoterapia como un tratamiento sostenible.

Anuncios