EL OZONO RESUELVE LAS HERNIAS DE DISCO SIN CIRUGÍA

Imagen

EL OZONO RESUELVE LAS HERNIAS DE DISCO SIN CIRUGÍA

La columna vertebral es el soporte del cuerpo, constituida por combinadas estructuras óseas (las vértebras) que se articulan entre sí mediante los discos intervertebrales y ligamentos que fijan la articulación intervertebral. La columna  forma un eje firme pero flexible que sostiene el tronco y sus apéndices, proporcionando al mismo tiempo una cobertura protectora para la médula espinal.

Los discos intervertebrales son estructuras formadas por una porción central gelatinosa (núcleo pulposo) rodeadas por fibras de colágeno (anillo fibroso) con alto contenido de agua. (Ver ESQUEMA 1).

ImagenImagen

La función de este disco intervertebral consiste en permitir el movimiento armónico de la columna y, simultáneamente, servir de apoyo y distribuir las cargas durante el movimiento, disipando la fuerza compresiva aplicada a la misma por la gravedad.

Los accidentes deportivos son la principal causa de hernia discal en adolescentes y deportistas. En el mayor número  de los casos, la lesión surge como consecuencia de una caída o traumatismo aparentemente inofensivo y que puede esconder un grave problema de fondo.

Imagen

Existen deportes más propensos a producir las lesiones que afectan la salud de nuestra espalda, siendo esta afirmación de  desconocimiento generalizado en la población. Así, por ejemplo, la hernia discal es más frecuente en personas que tienen poco desarrollada la musculatura del tronco y que practican deportes que implican un desgaste de los discos, como es el caso del tenis, el fútbol, el esquí y la equitación.

Otra causa importante de las lesiones en los discos intervertebrales es su degeneración por el envejecimiento. A partir de los 25 años nuestro disco vertebral comienza a envejecer y a perder elasticidad, proceso que se acelera en personas fumadoras, obesas y sedentarias.

“La patología lumbar es consecuencia de la posición erecta que, con los años, acaba produciendo un deterioro progresivo de toda la columna vertebral, especialmente en las vértebras lumbares, cuyo pico de incidencia se sitúa entre los 40 y 50 años.”

MORBILIDAD Y COSTES SOCIO-ECONÓMICOS

Tarde o temprano, el 80-90% de la población mundial tendrá dolor de espalda en algún momento a lo largo de su vida. En el 50% de los casos, los episodios de dolor lumbar ocurren durante el trabajo. Este hecho explica por qué en los países desarrollados las enfermedades de la columna vertebral son responsables del 20% de las bajas laborales y del 50% de los casos de jubilación anticipada.

La lesión del disco intervertebral  (cervical-dorsal o lumbar), constituye una dolencia muy frecuente con alta prevalencia, siendo la tercera causa más frecuente de consulta médica, luego del EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) y la enfermedad coronaria ateroesclerótica.

De hecho, el dolor lumbar es la consecuencia más importante de ausentismo por enfermedad en la población laboral, lo que supone incalculables pérdidas económicas.

Imagen

¿A QUÉ LLAMAMOS HERNIA DE DISCO?

La Hernia de disco es el desplazamiento localizado de material discal (núcleo pulposo–anillo fibroso), más allá de los límites del espacio intervertebral.

ImagenImagen

Al desplazarse fuera de su lugar, termina comprimiendo por contigüidad anatómica la raíz nerviosa adyacente, generando la signo-sintomatología correspondiente; por compresión mecánica e irritación bioquímica de la misma.

SIGNOS – SINTOMATOLOGÍA

El paciente con hernia de disco lumbar (localización más frecuente) presenta como síntoma inicial dolor lumbar (lumbalgia) que puede preceder al comienzo de los síntomas radiculares (lumbo-ciatalgia), es decir, dolor en el recorrido del nervio ciático, parestesias en los miembros inferiores (sensación de hormigueo) y hasta paresia (debilidad motriz); en aproximadamente de 6 a 10 años.

A estos síntomas se les añade, la consecuente incapacidad parcial, que lo limita tanto para el desarrollo de su actividad laboral habitual, como en su esparcimiento, y alterando y reduciendo sus horas de sueño.

Con lo cual su tórpida evolución se prolonga y desde el comienzo de esta patología hasta concluir resolver la misma, tienen un largo recorrido de acuerdo al tratamiento convencional recibido.

  1. Tratamiento médico conservador (no quirúrgico): reposo – modificaciones en la actividad habitual – ejercicio – analgésicos – relajantes musculares – fisioterapia – infiltración con corticoides; estos tratamiento que se instauran durante aproximadamente tres meses.
  2. Tratamiento quirúrgico (discectomía): Opción utilizada cuando el primero no da resultados esperados, asumiendo  los riesgos que ello implica (los inherentes a la anestesia, complicaciones post-quirúrgicas: infección, fibrosis  post–cicatrizar, recidiva de la hernia, etc.). 

En la historia de su polémico tratamiento hoy existen  nuevas corrientes científicas emergentes que plantean dudas sobre la conveniencia de operar o no,  la hernia discal lumbar.

PROTOCOLO DE TRATAMIENTO CON OZONOTERAPIA EN LA HERNIA DE DISCO.

Imagen

  • Infiltraciones paravertebrales intramusculares, según la ubicación del disco afectado. Consiste en la infiltración local intramuscular paravertebral de ozono, el que por difusión, y de acuerdo a las propiedades de los gases, llega y actúa sobre el disco comprometido. Este procedimiento se efectúa en forma ambulatoria, dos veces por semana hasta cumplir de quince a  veinte sesiones, de acuerdo a la evolución del paciente.

ImagenImagen

 Imagen

  • Infiltración intra-discal o Discolisis, La discolisis con ozono consiste en administrar ozono por vía percutánea directamente dentro del disco intervertebral mediante la introducción de una aguja muy fina  y larga, de un calibre de 0.5  mm de diámetro, se realiza de forma ambulatoria pero en un quirófano  y bajo control radiológico para asegurar que este es aplicado en el centro del disco herniado, con el objetivo terapéutico de reducir su tamaño y su compresión de la raíz nerviosa en una sola aplicación aunque pudiera repetirse acorde a la evolución del paciente. También puede combinarse con la técnica de infiltración para vertebral.

EFECTOS BENEFICIOSOS QUE PRODUCE LA OZONOTERAPIA SOBRE EL DISCO HERNIADO.

  1. Hiperoxigenación: aumenta la capacidad de la sangre de absorber y transportar oxígeno a todo el organismo mejorando la circulación y las funciones celulares en general.
  2. Neutralizador de productos tóxicos que se liberan con la ruptura del núcleo pulposo y que producen inflamación del mismo.
  3.  Acelera la degradación de los poliglucósidos en el núcleo pulposo degenerado, lo que lleva a la reabsorción deshidratación; con la consiguiente reducción del material herniado, responsable de la compresión nerviosa.
  4.  Elimina los mediadores químicos de la inflamación, ejemplo: histamina.
  5. Es hidrofílico: produce la reducción del edema local (es decir arrastra,  se lleva consigo el agua acumulada en la zona afectada).
  6. Estimula el sistema linfático, encargado de eliminar los desechos del organismo.
  7. Interfiere con la liberación de los péptidos nociceptivos, sustancias que participan en la sensación del dolor.
  8. Produce cambios reológicos en los glóbulos rojos, estimulando la circulación sanguínea en la raíz nerviosa; interrumpiendo los mecanismos de isquemia e intoxicación ácida.

Estos efectos biológicos hacen que la  Ozonoterapia sea un tratamiento muy efectivo para resolver las Hernias de Disco, sin la necesidad de llegar a utilizar la cirugía.

Anuncios