¿EN QUE CONSISTE EL USO DEL OZONO EN ODONTOLOGÍA?

El uso del ozono con fines médicos (ozonoterapia) en la medicina se ha convertido en unos de los métodos de mayor éxito para tratar las afecciones sépticas e inflamatorias en los humanos. Siendo una herramienta muy segura para eliminar las bacterias, los virus, y micosis en los tejidos de nuestros pacientes.

OZONO DENTAL

El uso del ozono en Odontología se utiliza para el tratamiento de:

  • El herpes simple en los labios y en las membranas mucosas
  • De las aftas bucales y queratosis de la mucosa bucal.
  • Las enfermedades periodontales
  • Y en la curación de las heridas, favoreciendo la regeneración de los tejidos.
  • Del proceso carioso al eliminar las proteínas y la acidez de la placa dento-bacteriana.
  • De los conductos radiculares durante los tratamientos de endodoncia, al eliminar las bacterias dentro de los conductos disminuyendo los tiempos en los procedimientos de limpieza mecánica y sus complicaciones, además facilitar tratar las fístulas purulentas.
  • La alveolitis seca que ocurre en ocasiones después de la extracción dentaria, cuando el coágulo es eliminado accidentalmente por el paciente, lo que origina una condición inflamatoria muy dolorosa y es causa de tratamiento de urgencia en odontología.
  • Los procedimientos Implantológicos para facilitar y fijar la curación de los tejidos humanos blandos y duros.
  • Cicatrización de los tejidos después de procedimientos quirúrgicos peri-odontológicos.

Basándonos en los ensayos clínicos ejecutados en esta terapia alternativa, a los logros alcanzados durante la práctica diaria de la ozonoterapia en esta especialidad y a los  comprobados efectos biológicos  en su potente acción bactericida, a la ausencia de selectividad microbiana en su actuación, sin crear la formación de resistencias bacteriana con su uso continuado y al eliminar los mediadores inflamatorios.

Recomendamos el uso del ozono dental para casi todos los procedimientos odontológicos.

OZONO EN ODONTOLOGÍA