EL EFECTO REGENERADOR DE LA OZONOTERAPIA

Imagen

El Ozono es también conocido como el Gas de la Vida, debido al papel básico que juega para hacer posible la existencia de los organismos vivos sobre la superficie de la tierra, gracias a la protección que brinda contra la radiación Ultra Violeta letal que emite el sol. Además es reconocido por la comunidad científica internacional como uno de los más poderosos oxidantes de la naturaleza.

Imagen

Ozono fuente de vida

Por su importante capacidad de oxidación y  su poder bactericida (mucho mayor que el cloro) y sin que se produzcan residuos tóxicos para la salud humana o efectos secundarios de importancia, ha suscitado que el mundo científico mostrara gran interés en él, incluyéndolo en diferentes investigaciones bio-médicas,  lo que permitió que le fuesen adjudicados tres grandes efectos biológicos:

  • Efecto Oxidante, que le confiere un importante poder germicida contra todo tipo de bacterias, virus y hongos. Debido a que el ozono oxida la envoltura externa de bacterias y virus, destruyéndolos, por lo que hoy se emplea ampliamente para potabilizar el agua de consumo y es usado como desinfectante natural.

Imagen

  • Efecto Oxigenante, ya que incrementa la capacidad de la sangre para absorber y transportar mayor cantidad de oxígeno a todo el organismo.

Imagen

  • El efecto de incrementar la circulación sanguínea, en especial la micro-circulación, ya que el ozono provoca cambios reo-lógicos al interactuar con los glóbulos rojos, que aumenta su elasticidad y le permite una mayor penetración a través de los capilares sanguíneos, lo que facilita el transporte del oxígeno hacia las células.  

Imagen

Los estudios de las propiedades bactericidas del ozono autorizaron a los investigadores a profundizar más aún sobre el comportamiento de este gas al ser introducido en el organismo, describiéndose otros efectos beneficiosos del mismo, que hasta entonces eran desconocidos. Todo ello permitió ampliar su espectro de uso como una terapia curativa y eficaz  en los distintos campos de la medicina.

Mediante la realización de diferentes ensayos clínicos, estos efectos biológicos se han dado a conocer en la medida que se han desarrollado las técnicas de la aplicación del ozono con fines médicos, conocida como (Ozonoterapia), siendo estos efectos los siguientes:

  • Efecto de eliminar los Radicales libre. La Ozonoterapia aunque se trata de una terapia oxidativa, su aplicación de  forma controlada ayuda a la  formación de sustancias pro-oxidantes (H2O2 y O2-) que a la vez, modula el “estrés oxidativo” mediante la activación de los mecanismos antioxidantes endógenos, como es el superóxido dismutasa y el glutatión, que al final de la cascada de reacciones lo que produce es un aumento de la capacidad reductora, regulando así el delicado equilibrio que debe existir entre los oxidantes y los antioxidantes (Balance Redox Celular).

Imagen

Es conocido que un notable número de enfermedades están asociadas con  el concepto del “estrés oxidativo”, desequilibrio provocado por una producción excesiva de las ERO (Especies reactivas del oxígeno) que ocasionan numerosos procesos  fisiopatológicos tan diversos como son: la inflamación, el envejecimiento, la carcinogénesis, la acción de drogas, la toxicidad de los medicamentos y los mecanismos de defensa contra las infecciones.

  • Efecto Inmuno-modulador, la aplicación del ozono estimula a los  linfocitos T y monocitos los cuales una vez inducidos, modulan la liberación de mediadores, como el interferón y la citocina interleucina-10,  (inmuno-estimuladoras e inmuno-supresoras) que producen una respuesta inmune positiva.
  • Efecto Anti-inflamatorio y Analgésico, estudios in vitro, han tratado de explicar cómo la ozonoterapia pudiera interferir en la liberación de los péptidos nociceptivos, mediadores de la sensación dolorosa (metabolitos como las prostaglandinas y prostacilinas). Además de provocar un efecto anti-inflamatorio, al modular las concentraciones de citocinas pro-inflamatorias, que a su vez producen un incremento de la concentración del  óxido nítrico, que también es regulada mediante la utilización de la ozonoterapia.

 Imagen

  • Efecto regulador y regenerador metabólico. La ozonoterapia mejora el metabolismo y el aporte de oxígeno a nivel celular, lo que induce a la regeneración   de los tejidos, favoreciendo el proceso de cicatrización de lesiones, ulceraciones y daños articulares con la desaparición del dolor isquémico y la cicatrización de úlceras, fascitis necróticas y otras condiciones relacionadas con isquemia y/o infecciones anaerobias. Constatándose que la reacción del Ozono con los compuestos orgánicos es mucho más selectiva y con mayor poder oxidante que el propio oxígeno, por lo que acelera la utilización de la glucosa por parte de las células, interviene en el metabolismo de las proteínas y tienen un efecto directo sobre los ácidos grasos insaturados que son transformados en compuestos hidrosolubles.

Imagen

Evidencias Clínicas:  

En el historial médico acopiado durante todos estos años mediante el uso del Ozono en el tratamiento de disímiles patologías, ha certificado la eficacia de sus efectos beneficiosos como agente Regenerador, anti-inflamatorio, analgésico, antibacteriano y virustático.

Las técnicas de aplicaciones del ozono en patologías tan difíciles de tratar como es el caso de las hernias discales de la columna vertebral, han confirmado sus cualidades terapéuticas, además de verificar la ausencia de efectos adversos colaterales. Tratamientos que ha permitido la rehabilitación de miles de pacientes en diferentes países y sin necesidad de recurrir a tratamientos quirúrgicos mucho más costosos, que son utilizados convencionalmente en estas patologías.

En el caso de España, ensayos clínicos recientes sobre el uso de la ozonoterapia en el tratamiento de la artrosis de la rodilla, ha evidenciado el efecto analgésico y anti-inflamatorio que producen en las articulaciones de enfermos que han sido tratadas mediante el uso del ozono. http://goo.gl/Cw4C70

La respuesta clínica expresada por los pacientes tratados demuestra, que tras las primeras administraciones de ozono, se ha registrado una disminución del dolor y un aumento de la movilidad articular. El derrame sinovial existente suele reabsorberse y se nota la articulación más libre y ligera, lo que mejora el metabolismo articular y a los pacientes de menos evolución les retrasa el progreso de la enfermedad.

Imagen

Un trabajo de experimentación en animales, ha puesto de manifiesto que después de la aplicación del Ozono se produce una reincorporación de líquido en el muco-polisacárido, de tal forma que se produce su regeneración. Mejorando el metabolismo articular y retrasa la evolución. Además que la aplicación del ozono puede conseguir revertir la inflamación de la membrana sinovial  y por tanto una mejoría en su calidad funcional. La infiltración repetida de ozono mejora en breve espacio de tiempo el ambiente articular y produce una mejoría paulatina y mantenida.

Actualmente están en curso otros estudios más profundos sobre los usos terapéuticos del ozono en la curación de variadas disfunciones del organismo humano, en particular sobre su actividad en la estimulación de la capacidad de defensa natural de las células.

 

 

ImagenImagen

 

 

 

Anuncios