La Ozonoterapia tratamiento natural de las úlceras en las extremidades inferiores.

LA OZONOTRAPIA, NATURAL E IMPRESIONANTE TRATAMIENTO DE LAS ÚLCERAS

Introducción:

Las úlceras de las extremidades inferiores son un padecimiento muy frecuente actualmente, con una prevalencia estimada del 1 al 2% entre los adultos de EE.UU. y se estima que las úlceras venosas representan un 69% de las úlceras de las piernas en España, siendo considerada por su frecuencia un problema importante en la salud pública a nivel mundial.

Las úlceras acorde a su localización se dividen en dos grupos:

  1. Úlceras de la pierna.
  2. Úlceras del pie.

Y según su etología se clasifican en:

  1. Úlceras venosas,
  2. Úlceras arteriales,
  3. Úlceras diabéticas neuropáticas,
  4. Úlceras de presión.

 

Ozonoterapia en las úlceras

Úlcera Arterial

úlcera venosa

Úlcera venosa

 

Características fisiopatológicas de las úlceras venosas y arteriales.

Por su mayor frecuencia solo nos centraremos en los de tipo de úlceras venosa y arteriales, considerando las de tipo diabética y de presión como subtipos que se le adicionan modificaciones desencadenantes y agravantes.

  1. Las úlceras venosa de las extremidades inferiores se debe a la hipertensión venosa sostenida consecuencia del flujo sanguíneo retrógrado en presencia de una insuficiencia venosa crónica.
  • En un sistema venoso normal, la presión disminuye con el ejercicio como resultado de la acción de la bomba de los músculos de la pantorrilla y al cesar el ejercicio, los músculos se relajan y las válvulas en las venas perforantes que conectan la circulación venosa superficial con la profunda evitan el reflujo y por ello sigue siendo baja la presión venosa.
  • Pero sin embargo, en un sistema donde las válvulas son incompetentes, dañadas o dilatadas, se origina el flujo sanguíneo retrógrado y la consecuente hipertensión venosa sostenida, provocando la extravasación de líquido, glóbulos rojos y proteínas causantes del edema, lo que a su vez da como resultado el depósito de hemosiderina y pigmentación que conduce a la inflamación persistente comprometiendo el aporte de nutrientes y oxígeno, fomentando el estrés oxidativo que junto con la presencia de múltiples citocinas,  quimiocinas y de metaloproteinasas de la matriz, alteran la renovación del colágeno y provocan la destrucción de los tejidos dérmicos y la ulterior formación de las úlceras.

2. Las úlceras arteriales de las extremidades inferiores son lesiones o heridas producidas por la disminución de la perfusión sanguínea y como consecuencia de un déficit crítico de la presión parcial de oxígeno en los tejidos distales. Siendo la patología arterioesclerótica la causa primordial de las obstrucciones en las arterias de los miembros inferiores.

Las causas principales del flujo sanguíneo arterial reducido son:

  • La enfermedad vascular periférica aterosclerótica,
  • La enfermedad macro y microvascular debido a diabetes mellitus, la vasculitis y los micro-trombos.
  • Esta menor perfusión de oxígeno en la piel y los tejidos blandos es la responsable de provocar la isquemia y la necrosis subsecuente induciendo a la ulceración de la pierna. Además los episodios recurrentes de isquemia y la reperfusión también contribuyen a que se sostenga la lesión tisular.

Prevalencia aproximada en cada grupo:

  • Alrededor del 70% de las úlceras de la pierna están causadas por enfermedad venosa, siendo el 20% de ellas por insuficiencia arterial o enfermedad arteriovenosa mixta.
  • Entre el 40 -50% de las úlceras venosas se deben a una insuficiencia venosa superficial y/o a la incompetencia de la vena perforante sola, con un sistema venoso profundo normal.
  • El 85% de las úlceras del pie están causadas por una neuropatía periférica a menudo complicada por enfermedad arterial.

Factores de Riesgo:

  1. En las úlceras venosas son:
  • La edad avanzada,
  • Sexo femenino,
  • Antecedentes familiares de úlcera venosa de las piernas,
  • La raza blanca,
  • Antecedente de trombosis venosa profunda o de flebitis,
  • Lesión previa en la pierna,
  • Edema crónico de la pierna,
  • El sedentarismo y bipedestación prolongada.
  1. En las úlcera arteriales son:
  • La diabetes mellitus,
  • La hipertensión,
  • La hiperlipidemia,
  • La obesidad,
  • El tabaquismo.
  1. Los factores de riesgo para cualquier tipo de úlcera son:
  • La falta de sensibilidad,
  • La limitación de la movilidad articular,
  • Las anomalías anatómicas,
  • La diabetes mellitus,
  • La enfermedad vascular,
  • El aumento repetitivo de la presión local.

Diagnóstico diferencial entre las úlceras venosas y arteriales.

mio diferencial

Independientemente de estas diferencias clínicas que nos ayudan a realizar un adecuado diagnóstico diferencial acorde a su etiología. Si hacemos un análisis comparativo de la fisiopatología de cada una, comprobaremos que  indistintamente se cumplen  una cascada de eventos que son similares tanto en las úlceras venosas como las arteriales y  que ocasionan como resultado final una úlcera que se comporta como una lesión de muy difícil y prolongado tiempo para su curación total. Esta cascada de  eventos son los siguientes:

  1. El déficit de la presión parcial de oxígeno (PaO2) y de su difusión.
  2. La isquemia resultante y el aumento del stréss oxidativo.
  3. Dolor, inflamación e impedimentos para la renovación del colágeno.
  4. La necrosis tisular, la úlcera subsecuente y  infección secundaria sobreañadida.

Categorización de las úlceras por su estadio evolutivo.

Las ulceras de las extremidades inferiores se categorizan en estadios según su evolución y nivel de afectación en profundidad de las diferentes capas de tejidos.

ESTADIO EVOLUTIVO DE LAS ÚLCERAS

Tratamiento de las úlceras de las extremidades inferiores:

Sin entrar en detalles críticos de la gran cantidad de tratamientos farmacológicos destinados por parte del sistema de salud a estas afecciones y del conocimiento o alcance de determinadas condiciones y métodos que pueden prevenir su aparición. Las estadísticas indican que aun disponiendo en la actualidad de la mejor atención y de cuanto recurso sea necesario, del 25-% al 50% de las úlceras de las piernas y más del 30% de las úlceras del pie no completan su curación aún después de los 6 meses con los tratamientos ortodoxos o convencionales, convirtiéndose en un verdadero problema de salud para la atención primaria, de urgencias u hospitalaria, pero también para los que la sufren,  por su largo y engorroso período de tratamiento e incapacidad física mantenida,  que también provoca daños económicos.

Por todo ello el uso de las terapias alternativas y en particular la ozonoterapia ha venido a socorrer y brindar un método alternativo, de bajo costo y muy eficaz para el tratamiento de las úlceras de las extremidades inferiores.

¿Pero cuál es el mecanismo de acción de la Ozonoterapia en el tratamiento de las úlceras de las extremidades inferiores?

Para hacer más fácil su comprensión, correlacionaremos los efectos beneficiosos de la ozonoterapia en cada uno de los sucesos de la cascada de eventos  que ocurren en la evolución de los trastornos vasculares y que desencadenan las úlceras de las extremidades inferiores.

I. El déficit de la presión parcial de oxígeno (PaO2) y de su difusión.

…Los pacientes con enfermedad vascular crónica han perdido la capacidad de su sistema circulatorio para aportar un flujo sanguíneo suficiente y continuado a sus extremidades, lo que provoca que no llegue suficiente oxígeno a las células para alcanzar su correcto funcionamiento y  garantizar su sobrevivencia.

Basándonos en los efectos biológicos del Ozono sobre el organismo humano, estos ha conferido la posibilidad de aplicar la Ozonoterapia por las vías tanto local como sistémica en el tratamiento de las úlceras de las extremidades inferiores e independientemente de la aplicación conjunta de otros fármacos de la medicina ortodoxa, pero sin añadir efectos secundarios o colaterales de ningún tipo y su aplicación es eficaz debido a que:

  • Aumenta la flexibilidad de los glóbulos rojos, mejorando las propiedades reológicas de la sangre.
  • Aumenta la producción a nivel de glóbulos rojos del 2-3 difosfoglicerato, responsable de la liberación del oxígeno en los tejidos.
  • Mejoría del metabolismo del oxígeno por que induce un aumento en el uso de la glucosa.
  • Favorece la cesión de oxígeno por la hemoglobina.
  • Favorece la circulación sanguínea, contribuyendo a un aumento extra de la oxigenación celular.
  • Regula los niveles de Óxido Nítrico en el endotelio vascular, facilitando la circulación sanguínea a nivel capilar y regenerando las células dañadas del endotelio en los daños producidos por la ateroesclerosis.
  • Al reaccionar con las plaquetas producen la liberación de eicosanoides del tipo 3, con un incremento de productos de la degradación de la fibrina, favoreciendo la ruptura de los coágulos.

II. La isquemia resultante y el aumento del stress oxidativo.

…La disminución mantenida del flujo sanguíneo en las extremidades dificultan la nutrición y oxigenación adecuada de los tejidos, lo que provoca a nivel celular severas alteraciones que dificultan la obtención de energía y la utilización de la glucosa para ello, lo que impide el correcto funcionamiento celular y un incremento del estrés oxidativo. Todo ello pone en peligro la sobrevivencia celular “esto es lo que se conoce como isquemia” (ausencia de circulación sanguínea) y necrosis (muerte celular por falta de oxígeno).

  • Es conocido que la ozonoterapia mediante su aporte extra de oxígeno a las células, contribuye a regenerar los tejidos orgánicos dañados siendo probado este efecto en su capacidad para logar la cicatrización de heridas de larga evolución y de las úlceras.
  • El ozono disminuye el estrés oxidativo mediante un mecanismo molecular de estrés oxidativo controlado capaz de activar factores de transcripción genética nuclear suficiente para sintetizar nuevas enzimas antioxidantes endógenas de las células.

MECANIMO MOLECULAR

III. Dolor, inflamación e impedimentos para la renovación del colágeno.

…La extravasación de líquido, glóbulos rojos y  proteínas son causantes del edema, dando como resultado el depósito de hemosiderina, la marginación y activación de los leucocitos que conducen a la inflamación persistente y a el estrés oxidativo en los tejidos,  alterando el mecanismo de renovación del colágeno. También el depósito de fibrina peri-capilar atrapa a los factores de crecimiento e interrumpen la difusión del oxígeno, contribuyendo así a mayor hipoxia tisular local.

  • La ozonoterapia tiene propiedades anti-álgica y anti-inflamatorias pudiendo neutralizar mediadores neuroquímicos de la sensación dolorosa y facilitando la metabolización y eliminación de algunos mediadores inflamatorios, lo que favorece la difusión del oxígeno a los tejidos y activando la renovación del colágeno.

IV. La necrosis tisular, la úlcera subsecuente y  infección secundaria sobreañadida.

…La necrosis tisular con superposición de esfacelo, el drenaje de líquido necrótico y además la presencia las induraciones circundante a la úlcera que hace que se complique aún más el cuadro por disminuir su inmunidad, convierten a las úlceras de las extremidades inferiores en verdaderos “campos de cultivos” para el asentamiento de infecciones con gérmenes frecuentemente de alta virulencia.

  • Se ha publicado suficientemente sobre el efectos germicida de la utilización del ozono con fines médicos, su carácter bactericida, fungicida ( para eliminar hongos) y en la eliminación de los virus, lo ha llevado a ser considerado el agente de mayor espectro para la exterminación de microorganismos infecciosos de forma inespecífica y sin crear resistencia.
  • Se le atribuye un efecto inmunomodulador al ozono, ya que estimula los glóbulos blancos (linfocitos T y monocitos) a que produzcan mediadores que aumenten las defensas del organismo ante las agresiones externas, como son las infecciones.
  • También el empleo de los sub-producto del ozono, en particular el uso de los aceites ozonizados que presentan actividad biológica en su aplicación local y efectos terapéuticos similares a los administrados por la técnicas de la ozonoterapia.

Entre las propiedades terapéuticas de esta clase de aceite ozonizado, se puede resaltar:

  1. Alta actividad germicida general (antibacteriales, antiviral, antimicótico, etc.)
  2. Mejoramiento de la metabolización del oxígeno locamente.
  3. Mejoramiento de la microcirculación.
  4. Crecimiento del tejido.
  5. Revitalización epitelial.

Conclusiones:

Como hemos podido apreciar, la ozonoterapia se puede considerar como un eficaz tratamiento natural, de bajo costo y sin efectos colaterales dañinos que favorece la cura de las úlceras de las extremidades inferiores, ya que su acción va dirigida a beneficiar el restablecimiento de la circulación sanguínea, eliminar la hipoxia tisular por el déficit de oxígeno, optimizando la oxigenación de los tejidos,  mejorando las cualidades reológicas de la sangres al reaccionar con los glóbulos rojos y  leucocitos, regulando el sistema inmune, eliminando el estrés oxidativo, contribuyendo a la renovación del colágeno y disminuyendo la inflamación y el dolor.

 

Anuncios